Informe ejecutivo del Proyecto CIBERAACC

Posted on Actualizado enn

El 55,1% de los estudiantes con Altas Capacidades son víctimas de acoso en el colegio”. Es el principal dato que se desprende de la investigación realizada por UNIR, pionera en España, con alumnos de 33 provincias. 

La Universidad Internacional de La Rioja ha unido así su experiencia en el estudio de las AACC, y en la investigación del #AcosoEscolar y ciberacoso en la población general, en el Proyecto CIBERAACC.

Bajo el título ‘Acoso y ciberacoso en estudiantes de altas capacidades: prevalencia y afectación psicológica’, el proyecto CIBERAACC ha sido realizado con la participación de 285 alumnos -175 varones y 109 mujeres- con altas capacidades y edades comprendidas entre los 9 y 18 años (122 estudiantes de Primaria, 118 de Educación Secundaria y 39 de Bachillerato). Además, para su elaboración se ha contado con la colaboración de 22 asociaciones de 35 provincias españolas.

Realizado entre junio y octubre de 2017 este estudio analítico y transversal entre los alumnos más capaces muestra unos resultados de acoso escolar tradicional superiores a los obtenidos en otros con población general, con 55,1% víctimas con altas capacidades. Si a estas les sumamos la condición de víctima- agresora, la cifra asciende hasta el 83,2%.

Es necesaria una labor de vigilancia activa y proactiva, en edades sensibles, por parte de la familia, en relación con el uso del smartphone/PC. Además de suponer una llamada de atención para los responsables de educación, tanto en administraciones como en centros educativos para el adecuado tratamiento de esta realidad.

En cuanto al cyberbullying, acoso más dañino que el tradicional por su carácter anónimo, el informe desarrollado por la Universidad Internacional de La Rioja concluye que un 25,1% del alumnado con altas capacidades es cibervíctima pura, un 3,9% ciberagresor-puro y un 6,6% cibervíctima-agresora.

Tras estos datos se esconden cientos de estudiantes capaces con mayores puntuaciones de depresión, estrés y ansiedad, así como peor calidad de vida.

El informe que ha sido presentado a los medios de comunicación, arroja otro dato para el análisis: casi un 25% de los alumnos con altas capacidades que ha sido víctima de acoso o ciberacoso considera que el profesorado ha propiciado de alguna manera esta situación.

Un dato que, unido a que un 33,1% de los participantes indique no tener limitación del uso de su smartphone por parte de la familia y un 95% use Internet a diario, hace “necesaria una labor de vigilancia activa y proactiva, en edades sensibles, por parte de la familia, en relación con el uso del smartphone/PC. Además de suponer una llamada de atención para los responsables de educación, tanto en administraciones como en centros educativos para el adecuado tratamiento de esta realidad”.

A este respecto, los dos expertos han coincidido en la necesidad de diseñar y poner en marcha un programa de prevención e intervención específico para estos problemas. Además, el vicerrector de Innovación Educativa de UNIR ha querido resaltar que “el que el 55 por ciento sea víctima es una tragedia, aunque no se representen más que a ellos mismos” y plantea la necesidad de “un plan” y “exige una atención educativa importante”.

INFORMEciberaacc_24042018

infografia_ciberACC_END